Perros y niños y viceversa

La llegada de los niños a nuestra vida cuando convivimos con perros lleva implícita siempre las misma pregunta: ¿Y ahora qué? Pero también se nos plantea la misma pregunta cuando tenemos niños y llega el cachorro a casa: ¿Y ahora qué?

La primera recomendación que os haríamos es que no cambiéis la rutina de los perros el día que vuestro bebé llegué a casa. Si están acostumbrados a pasar tiempo con vosotros en el sofá, no hay ningún problema en que siga haciéndolo ahora que ha llegado el bebé. Simplemente estaremos más atentos y tomaremos las precauciones necesarias para evitar accidentes inesperados. Debemos relajarnos y no preocuparnos tampoco por la salud del bebé, de hecho, estudios recientes demuestran que la presencia de animales domésticos en edades tempranas del niño previene la aparición de alergias en el futuro.

Seguramente ante de la llegada de los niños, los perros campaban a sus anchas por la casa mientras ibais a trabajar, vivían una vida tranquila en vuestra compañía, pero después de la llegada del bebé tendrán que acostumbrarse a la presencia de personas que entran y salen de casa: los familiares, los amigos, la niñera y, por supuesto, al nuevo integrante de la familia: el bebé.

Si hay algo que debemos tener muy claro es que los perros no son tontos. Incluso que son ellos los primeros en saber que se avecinan cambios y que, a medida que avanza el embarazo, se dan cuenta de que todo a nuestro alrededor se va transformando: nuestros niveles de estrés, cambios hormonales y, ciertamente, aparecen muebles nuevos, puede que incluso decidamos hacer obras en casa. Todo cambia. Por lo tanto, ¿no sería bueno plantearnos que nuestro amigo necesitará un periodo de adaptación? Necesitarán su espacio para gestionar la nueva situación y tendremos la paciencia necesaria si sufren un periodo de estrés proporcionándoles la atención que necesitan tanto a nivel físico como emocional.

Como siempre recomiendo, alejaos de los consejos de parque y de cualquier persona que como toda experiencia demostrada cuenta con su caso personal y con haber visto todos los programas de televisión que nos inundan con conceptos e ideas erróneas. Hacer caso de todo los que escuchamos por ahí no hará nada más que confundirnos. Si tienes dudas, acude a un profesional cualificado y no entres en pánico dando por hecho que el perro va a tener problemas para aceptar la presencia del nuevo integrante de la familia. Si nos preocupamos en exceso y todos nuestros pensamientos catastróficos sobre la reacción del perro con el bebé nos producen ansiedad, ellos lo percibirán y lo único que conseguiremos en un perro ansioso y preocupado también. No olvidemos que son expertos en entender nuestro lenguaje corporal y nuestras emociones.

Lo más importante es no dar nada por hecho y construir una relación de calma entre perros y niños. Como ante cualquier otra situación novedosa, haremos las cosas de forma progresiva y planificada procurando que cada encuentro del perro con el niño, desde el primer día, sea relajado y sin incidentes. Sobra decir que si el perro muestra miedo o ansiedad lo último que haremos será utilizar correcciones, sólo conseguiremos empeorar las cosas. Si observamos cualquier problema, insisto: contacta con un profesional.

Educar al perro y ayudarle a gestionar su convivencia con niños es indiscutible, pero no olvidemos la educación de nuestros hijos. Estaremos todos de acuerdo en que la educación es también imprescindible a edades tempranas en los niños. Debemos inculcarles, en primer lugar, el respeto a los animales y que existen unos límites. Debemos asegurarnos, a medida que crecen, que aprendan a respetar el espacio del perro y no molestarle cuando quiere estar solo. Igual que haríamos con un cachorro, les enseñaremos a través del juego a entender y hablar “perro”; cuando convivimos con un perro, no solo el inglés es el idioma más importante. Nuestros hijos tendrán que aprender a manipularle, acariciarle y a jugar con él, tirarle de las orejas o del rabo no está permitido. También es importante que entiendan las reacciones de un perro o de un cachorro ante sus juegos; por ejemplo: si se ponen a correr gritando, lo más probable es que el cachorro les persiga y se abalance sobre ellos, si juegan a luchar cuerpo a cuerpo, probablemente el cachorro les mordisquee las manos o la ropa.

perroniño

No puedo dejar de sugerir que incluir a los niños en todas aquellas actividades relacionadas con el perro es una gran idea, ellos pueden ayudarnos, cada uno en la medida que su edad se lo permita, pero no pueden ser los responsables del perro, menos de un cachorro. Pueden colaborar en infinidad de situaciones: rellenar los juguetes con comida, rellenar el cuenco con agua o darles la comida, acompañarnos en los paseos, darles un masaje de caricias en nuestra compañía.

Sin embargo, el mejor consejo que puedo daros es: SUPERVISIÓN, en negrita y mayúsculas. Niños y perros no deben estar solos sin control ni supervisión.

Por otro lado, igual que los perros, cada niño es un mundo, no todos se sentirán atraídos por el nuevo cachorro o perro adulto de la misma forma y debemos respetarlo.

Convivir con perros y niños es difícil y entraña una gran responsabilidad, dedicación y tiempo. Pero es innegable que es un regalo ver el lazo de amistad que se crea entre ellos, verlos juntos, comunicándose, entendiéndose, queriéndose es simplemente asombroso. Siempre les digo a los padres que me piden consejo que una de las experiencias más enriquecedoras que pueden proporcionarles a sus hijos es la oportunidad de compartir su vida con un perro (o un gato u otro animal de compañía). Los beneficios emocionales que les aporta son innegables.

Mónica Saavedra Pazos

Educadora Canina y terapeuta del Comportamiento Canino

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s